miércoles, julio 02, 2008

REGRESO DE !!!!!PUTA MADRE!!!!!!

Descripción: Nueve años sin Testament parece una eternidad. Casi una década ha pasado desde su última entrega discográfica, The Gathering, que ya se considera un clásico. ¿Ha valido la pena la espera? Por supuesto que sí. Después de vencer una serie de inconvenientes, la banda californiana ha regresado con su formación original y 25 años de carrera por el pecho para demostrar cómo se hace un buen disco de metal.The formation of damnation es el noveno disco en estudio de la banda. Está producido por Chuck Billy y Eric Peterson, y mezclado por el infalible Andy Sneap (Machine Head, Megadeth, Arch Enemy, Kreator, Opeth y pare usted de contar). Testament ha vuelto con todo. Las guitarras suenan pulidas y afiladas, la voz de Chuck vuelve a atacar como en su mejor época y las composiciones traen poder, calidad y melodía por doquier. Sin duda este es el disco que hemos necesitado de esta gente de San Francisco desde hace muchos años.

A Favor: El sonido del disco es contundente, aplastante de hecho. La batería de Paul Bostaph (quien sustituye al retirado batería original Louie Clemente) hace un trabajo impecable, como era de esperarse. Obviando la intro "For the glory of", el disco abre con una sensacional "More than meets the eye", un tema dinámico y clásico.Con una buena combinación de The Legacy y Demonic se presenta el tema que proclama el nombre del disco, “The formation of damnation”, de lo mejor del disco, sin duda alguna. "Dangers of the faithless"empieza algo lento para luego desembocar en un riff muy thrasher que nos lleva a una estrofa un tanto extraña, pero que no deja de sonar a material clásico. "Henchman ride"lleva también poder del bueno y posee un gran estribillo, al igual que "Killing season” que es sumamente pegajosa. No puedo dejar por fuera la implacable “Fear”, otra de las canciones que hacen este disco inolvidable.

En Contra: "Afterlife"no pasa desapercibida pero queda débil al lado de las demás canciones. Para concluir, "Leave me forever"es sin duda el tema más flojo y extraño del disco, quizás merezca más tiempo de escucha y dejarlo madurar entre los pequeños experimentos del grupo.

Veredicto: Un fidedigno retorno por la puerta grande que nos devuelve lo mejor de Testament, un álbum que sin duda se convertirá en un clásico del thrash metal y de la carrera de los californianos. Seguro será uno de los “highlights” del año.

3 comentarios:

berto xxx dijo...

Having fun reading of your blog.


berto xxx

Anónimo dijo...

hola papito te extraño un chingo estas bien guenote

Rockjeda dijo...

EN LUGAR DE DECIR VENI,VIDI,VICI.....yo diria....!!!Lo compre...lo puse...me mori!!! que chingon discazazazazazazzzoo, para pararse en el paredon y fusilar a cualquier puto poser ..neta!!!